Olor, color y sabor distinguen a expendedores frente al mercado provisional

Boletín 246

*De forma digna, limpia y con servicios de energía eléctrica, agua potable y seguridad, además de la habilitación de un contraflujo para el transporte público, los ambulantes admiten que ya empezaron a repuntar sus ventas.

A cinco días de estar expendiendo sus productos bajo los toldos que el Ayuntamiento de Centro instaló para su reubicación frente al mercado provisional “José María Pino Suárez”, de forma digna, limpia y con los servicios de energía eléctrica, agua potable y seguridad, además de la gestión ante la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana mediante la Policía Estatal de Caminos y la Secretaría de Movilidad con la habilitación de un contraflujo para el servicio de transporte público, los ambulantes admitieron que ya empezaron a repuntar sus ventas.

Víctor Martínez, dedicado a la venta de frutas y legumbres manifestó que los primeros días en que empezaron a acomodarse, eran pocos los que se acercaban a sus puestos, pero con la funcionalidad de las rutas de transporte ahora ya entran taxis, combis y Transbús, y es lo que les está ayudando para ofertar sus productos.

“Desde el lunes a la fecha, consideramos que ya tenemos compras arriba del 60 por ciento y eso nos motiva a darle los mejores precios, ofreciéndoles frutas y hortalizas frescas, de temporada, de todo lo que necesiten para consumo en casa”, expresó.

Manuel Gerónimo, quien expende desde hace más de diez años y gusta de dar al público mercancía de selección y frescor, partía con precisión una roja y jugosa sandía, a la que embolsaba para opción de quienes prefieren llevar lo que su economía les permite.

“A veces los marchantes no traen para comprar una sandía completa, piña, melón o papaya, y aquí las partimos para que hasta por cinco pesos las lleven a sus casas. Lo importante es que las frutas salgan y todo lo que aquí vendemos”.

Alberto Marín, hijo de campesino productor, orgulloso de la honradez de su trabajo, mientras que acomodaba las calabacitas, tomates, cebollas, chile morrón, zanahorias, chayotes, limones, pepinos, hojas de chaya, cilantro y perejil, salpicándolas de agua para mitigar la inclemencia solar, comentó que ya la gente sabe que aquí estamos y agradeció las facilidades que las autoridades del Ayuntamiento de Centro les dieron para acomodarse, vender y tener recursos para sus familias.

En este reacomodo de expendedores, los cuales ocupaban las calles aledañas al nuevo mercado “José María Pino Suárez” se aprecian ofertas diversas con precios adecuados a los bolsillos, además que el acceso es fluido con libertad de tránsito, seguridad a transeúntes, automovilistas y una diversidad de sabor, olor y color.